Make your own free website on Tripod.com



Noticias de Juan Carlos

Barranquilla - Colombia
Domingo 29 de octubre de 2000

Juan Carlos Coronel
historia de éxitos

Por ALVARO ALMENDROS

Indudablemente estamos en presencia de una voz privilegiada para interpretar canciones en todos los géneros: la de éste cartagenero que a los seis años por primera vez participó en un concurso intercolegial y a los siete ganó el Festival de la Canción de las Empresas Públicas de Cartagena, en competencia con 40 voces profesionales. Este triunfo le sirvió para hacer presentaciones en el Grill Portobelo, del Hotel Caribe, y a los ocho años era el show central de los paseos turísticos de los yates Alcatraz, a través de la Bahía de Cartagena.

En 1976, con otros músicos universitarios, integró el grupo Casanova, de música tropical.

Cuando cumplió sus 14 años, Wady Badrán lo llevó a Discos Fuentes y grabó su primer disco con el grupo Afrosound. Más tarde es contactado para grabar con Fruko y sus Tesos, al lado de Wilson Saoco y también con The Latin Brothers.

Posteriormente entra a la del Nene y sus Traviesos, con la cual graba varios discos de larga duración, de música tropical. De esas grabaciones las más exitosas fueron:

En 1985: “Patacón pisao”, “Se me cae, se me cae”, “El ventanal”
En 1986: “Juan José”, “Arroz con manteca”.
En 1987: “Kikirimiau”.
En 1989: “Baracaníguara”, “No la dejo de querer”.
En 1990: “Ayer la ví”, “Y tú no estás”.

Aquí termina esa etapa de música tropical que fue de gran sensación, sobre todo por “Patacón pisao” (autor: Ramón Chaverra) hasta el punto de que el gran conocedor de la música colombiana —y de la costeña en particular— el antioqueño Hernán Restrepo Duque (q.e.p.d.) tituló un artículo suyo, aparecido en la revista Diners: “Los patacón pisaos de muchos diciembres”, para significar los grandes éxitos que se han dado en la música de nuestro país para la época decembrina, poniendo como paradigma el éxito de Juan Carlos Coronel, que sonaba intensamente por la época, y que mantuvo su popularidad en años siguientes.

Luego vinieron en 1991 “Me estoy enamorando” y en 1992 “Amor en silencio”. Por esta época aparece en el ámbito de la balada. De esta etapa puedo resaltar que en 1991 fue escogido por nuestro país para representarnos en el Festival de la OTI, celebrado en Acapulco, México, en donde defendió el tema “Consejos-Canción a mi hijo” del compositor Conrado Marrugo, que ocupó un destacado segundo lugar entre 26 participantes, la más alta posición alcanzada por nuestro país en la historia de estos importantes festivales.

Hay una tercera fase de su vida musical, cuando le hace un homenaje a compositores costeños con su álbum “Abrazando mi cultura”, en donde se destacan los éxitos: “Caprichito”, “Te busco”, “Salsipuedes”, del maestro Lucho Bermúdez.

La cuarta etapa la constituye el testimonio de admiración que le rinde a varios cantantes de la Sonora Matancera: Leo Marini, Boby Capó, Johnny López, Alberto Beltrán, Vicentico Valdez y Celio González; interpretándoles algunos de sus boleros. Titula este trabajo “Tributo romántico”. Canciones contenidas en este álbum son: “En la palma de la mano”, “Yo vivo mi vida”, “Caribe soy”, “Piel canela”, “Luces de Nueva York”, “Aunque me cueste la vida”, “Ignoro tu existencia”, “El diecinueve”, “Los aretes de la luna”, “Sólo por rencor”, “Total”, “Quimera fugaz”.

Su quinta etapa es la actual, en ella ha lanzado el álbum “Cancionero del amor”, en él interpreta música del interior de Colombia: bambucos, valses y pasillos, entre los que puedo destacar: “Cuando voy por la calle” (Jaime R. Echavarría); “Oropel” (Jorge Villamil); “Pueblito viejo” (José A. Morales); “Amor se escribe con llanto” (Alvaro Dalmar); “Espumas” (Jorge Villamil); “Yo también tuve veinte años” (José A. Morales); “Soy colombiano” (Rafael Godoy) y “Noches de Cartagena” (Jaime R. Echavarría)

Lo que constituye un aporte a la paz y la convivencia entre los colombianos, además de integración, el hecho de que un costeño interprete la música de los compositores del interior del país.

También, y para concluir, debemos observar que se trata de un artista joven —aunque ya consagrado— que ha explotado una amplia gama de géneros musicales con gran éxito y que no se cansa de experimentar, para transmitir al público todo su sentimiento a través de su polirrítmica voz.

MATERIALES CONSULTADOS:

—Artículo: “Los patacón pisaos de muchos diciembres”. Por Hernán Restrepo Duque. En revista Diners No. 189. Diciembre de 1985. Pags. 92-97.

—Jiménez Urriola, Roque. “Breve Historia de la música popular costeña”. Editorial Antillas. Barranquilla, 1992. Pags. 36-47.

—De la Espriella Ossío, Alfonso. “Historia de la música en Colombia a través de nuestro bolero”. Primera edición. Editorial Norma S.A. Santafé de Bogotá. 1997. Pag. 346.

—Artículo: “Coronel le canta a la música colombiana”, Patricia Escobar. En EL HERALDO mayo 25/00. Pag. 1B.

Regreso
Diseñada y actualizada por
©Carlos Crismatt Mouthon
Visita la Página Web de Carlos Crismatt

E-mail: crismatt@hotmail.com
............................
Esta página fue creada en:
Montería - Colombia - Sur América
[Marzo 6 de 1997]

............................
Haga ésta su Página de Inicio

Esta página está optimizada para verse con Internet Explorer 4.0 ó superior y resolución de 800 x 600
Hemos detectado que su navegador es