Make your own free website on Tripod.com




Locura y Muerte ....

En las clínicas mentales los peor son las monjas

más violentas que agujas hipodérmicas

que la fiebre y la locura

la monja es una energúmena quieta.


He recorrido hospitales mitigando la locura

Una locura que durante muchos años ayudó a mi

imaginación en mi poesía pero

que después se volvió amenazante

y puso en peligro mi vida

Ahora - sin ella - escribo estos

versos y no sé si he ganado o he perdido

No se si tú – lector - notarás este cambio

y lamentarás que mi verso

se halla vuelto reposado y tranquilo

Ojalá que natura de mí se haya

apiadado y no eches de menos

el fervor de otros días.


Siento esclofríos de tí,

hermana muerte

de verme en esta sala

mirando un cuadro de David

y súbitamente entrar en la vejez

sin ningún diente

y todas las arrugas

y los vientos negros

esparciendo mis cabellos

Yo te conozco hermana

se que eres una nube

de ojos yertos

que busca otra luz

hasta convertirse en una

Te conozco y sin embargo

encontrarte en la sala del David

frente a frente

fue un gran susto

hermana mia.


Intentas sonreir

y un soplo amargo asoma

quieres decir amor y dices lejos

ternura y aparecen dientes

cansancio y saltan los tendones

Alguien dentro del pecho erige soledades

clavos

engaños

fosos

Alguien

hermano de tu muerte

te arrebata te apresa te desquicia

y tú indefenso

estas cartas escribes


Si se quiere llegar a ser una buena víctima

es necesario saber de toda la dulzura

que entrelaza al verdugo con la muerte

de la paciencia con que afila su hacha

de la soledad que ilumina su vida

y de la de sus inocentes hijos

del esfuerzo que implica portar y levantar el arma

de la sangre que pringa sus pantalones

Todas esas consideraciones deben estar presentes

en el momento de recoger nuestro pelo sobre la nuca

poner en sus manos el pescuezo


Gracias Señor

por hacerme débil

loco

infantil

Gracias por estas cárceles

que me liberan

Por el dolor que conmigo empezó

y no cesa

Gracias por toda mi fragilidad tan flexible

Como tu arco

Señor Amor


Donde te fuiste hermana muerte

ayer sólo rondabas por mi cama

con tu pertrecho de ojos yertos

y nubes luminosas

Me tendías tu círculo

y de cerca me llamabas

como desesperada

Hoy el trasnocho en tu compañía

me ha dejado exhausto

qué más quieres si mi alma enamorada

te reclama

Regreso
Diseñada y actualizada por
©Carlos Crismatt Mouthon
Visita la Página Web de Carlos Crismatt

E-mail: crismatt@hotmail.com
............................
Esta página fue creada en:
Montería - Colombia - Sur América
[Marzo 6 de 1997]

............................
Haga ésta su Página de Inicio

Esta página está optimizada para verse con Internet Explorer 4.0 ó superior y resolución de 800 x 600
Hemos detectado que su navegador es