Make your own free website on Tripod.com




La Corrida en Pinturas: Suerte Suprema

La suerte de matar, es de todas la que entraña mayor peligro para el torero. En ella, no sólo ha de pasar la res, sino que además se ha de llegar verdaderamente a su cara, pudiendo con realidad decirse que la conjunción es completa, al producirse un instante en que el diestro queda embrocado y sin salida, casi a merced del enemigo. El cruce es un momento de gran dificultad porque sólo tiene lugar mediante el abandono que hace la res del terreno que trae como propio.

Mandará esta salida la muleta y ella será jugada con cierta limitación por la posición violenta del matador y por encontrarse cruzado con el tronco, el brazo que sostiene el engaño. El diestro ha de confiar plenamente en la obediencia de la res a los mandatos de su izquierda, porque sólo deberá atender al lugar por donde pretende introducir el acero.

La primer pretensión del matador al arrancar es la de conseguir que la fiera humille descubriendo el morrillo. Para lograrlo, le adelanta muy baja la muleta mientras emprende el viaje recta y decididamente. Al llegar a la cara de la res quedará embraguetado, queriendo ello significar que quedará situado en el terreno del toro comprendido por las dos líneas imaginarias que resultan de la prolongación de los pitones.

Mientras, marcará la estocada señalando el lugar por donde va a clavar el acero y comenzará a correr la mano izquierda insinuando la salida al toro por su propia derecha. La res dará la cabezada un instante después de haberse efectuado el cruce, permitiendo la salida al diestro que quebró la cintura sobre el pitón derecho del animal. El propio derrote, así como el impulso que ponga la fiera al seguir el engaño, contribuirá a que se clave el acero. El diestro saldrá por los costillares.

Suerte de Recibir

Se llamará suerte de recibir aquella en que el toro, citado por el diestro, vaya a éste, que conservará su posición mientras clava el estoque.

Suerte del Volapié

Se designará suerte del volapié, aquella en que el matador vaya al toro, que permanecerá quieto mientras recibe la estocada.

Suerte a un Tiempo

Se realizará la suerte llamada a un tiempo, cuando el encuentro tenga lugar en el punto medio del terreno de ambos por haber, toro y torero, arrancado al mismo tiempo.

Las Estocadas

Primer Grupo

Según quede o no envasado el acero en el cuerpo de la res, las estocadas pueden ser:

  1. Si quedó envasado
  1. Pinchazo hondo, si el estoque penetró pocos centímetros.
  2. Estocada corta, si sólo se introdujo una tercera parte, aproximadamente, del acero.
  3. Media estocada, si quedó dentro la mitad de la espada.

  4. Estocada, si se introdujo, aproximadamente las dos terceras partes de la espada.
  5. Estocada entera, si penetró todo el acero.

  1. Si no quedó envasado:
  1. Pinchazo sin soltar
  2. Pinchazo soltando
  3. Metisaca, si el diestro se lleva el estoque en la mano deliberadamente después de herir para evitar que el público perciba la defectuosa colocación del acero.

Segundo Grupo

Este grupo atiende a la colocación del estoque, o sea el luigar del cuerpo del toro por donde se introdujo el acero, a cuyo tenor la estocada puede ser:

  1. En la cruz, si el estoque penetró por la misma cruz.
  2. Pasada, si entró poco detrás de la cruz.
  3. Trasera, si está aún más distanciada de la cruz.
  4. Delantera, si quedó algo delante de la cruz.
  5. Caída, si entro algo desviada por el lado derecho de la cruz.
  6. Baja, si aún más desviada por el mismo lado.
  7. Bajonazo, cuando es escandalosa su colocación en esta posición.
  8. Contraria, si entró por el lado izuierdo de la cruz.
  9. Baja del lado contrario, si está aún más desviada por el lado izquierdo.
  10. Golletazo, que es la atravesada que se dio a los lados del pescuezo o en lugar situado entre el brazuelo y el cuello del toro.

Tercer Grupo

Comprende este grupo las diversas clases de estocadas que derivan de la distinta dirección de la espada. Atiende, pues, a la posición en que queda el acero, y no a su colocación. La estocada será:

  1. Bien dirigida, que es aquella que forma con la línea del lomo un ángulo aproximado de 45 grados.
  2. Perpendicular, cuando tiene la dirección perpendicular.
  3. Tendida, si el ángulo referido es menor de 45 grados.
  4. Atravesada, si entró el estoque desviado por la derecha del toro.
  5. Atravesada del lado contrario, si penetró el acero desviado por la izquierda del toro.

Fuente: La Hora de la Verdad. Teoría y Técnica del Toreo. Ediciones Iberoamericanas S.A. Madrid. Joaquín S. Ruiz Pérez. 1952.

Regreso
Diseñada y actualizada por
©Carlos Crismatt Mouthon
Visita la Página Web de Carlos Crismatt

E-mail: crismatt@hotmail.com
............................
Esta página fue creada en:
Montería - Colombia - Sur América
[Marzo 6 de 1997]

............................
Haga ésta su Página de Inicio

Esta página está optimizada para verse con Internet Explorer 4.0 ó superior y resolución de 800 x 600
Hemos detectado que su navegador es